Una escapada a Bruselas

El pasado fin de semana decidimos hacer una visita express a una de las ciudades, a nuestro parecer, con más encanto de Europa. Se trata de Bruselas. Más allá de probar el chocolate belga, sus gofres, las patatas fritas o su famosa cerveza, Bruselas, es una ciudad hecha para pasear. En el centro de ésta descubrimos una mezcla de arquitectura clásica en la Grand Place mezclada con calles salidas de cuentos de hadas. Pero los amantes de lo alternativo también tenemos propuestas interesantes como las zonas de Ixelles y Sablon Zavel. Estas dos zonas están plagadas de tiendas de decoración, desde lo nórdico hasta lo vintage, así como tiendas de ropa adaptadas a las últimas tendencias y restaurantes y caravanas con las propuestas gastronómicas más atrevidas.